El salto de la trucha (2015)

162 X 130 cm

Óleo sobre lienzo

En esta pintura trato de pintar el agua de un río estrecho, sombrío y cristalino con unos colores que denoten vejez, ausencia, estancamiento y cariño porque este paisaje es una dedicatoria a mi abuelo.

 

En cada paisaje, las técnicas y los formatos varían adecuándose a los deseos de la persona que me lo encarga.

Si te encanta un paisaje y quieres que te lo pinte, me lo puedes encargar aquí.

 

Categoría
Encargos