Me encanta que me pidan muñecas personalizadas. La persona que la encarga me cuenta qué es lo que desea. Entonces le hago fotografías o me pasa fotografías de otra persona a la que quiere regalar la muñeca y la comienzo a fabricar.

La técnica que utilizo es totalmente artesanal, cambiando los tamaños, la articulación de la muñeca, la dureza, las almas o el tipo de vestuario según los deseos y necesidades de cada pedido.

Bebé Toya fue un encargo de un amigo que quería que le hiciese una muñeca de sí mismo, con cuerpo de bebé y consciente de su alimentación. Mide 45cm de alto aproximadamente.

Normalmente, desde que me hacen el pedido hasta que lo entrego tardo un mes.

Los precios varían según el tamaño y la complejidad de la fabricación, rondan los 350€.

Si se te antoja una muñeca personalizada, estaré encantada de recibirte aquí

 

Categoría
Encargos